Los CFD son instrumentos complejos y presentan un gran riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 87.41% de las cuentas de pequeños inversores pierde dinero cuando opera con CFD de este proveedor. Debes estar seguro de comprender cómo funcionan los CFD y saber si puedes asumir el riesgo de perder tu dinero.

Scan to Download iOS&Android APP

¿Qué es la gestión de la cartera?

Información básica sobre la gestión de la cartera
Share this article

La gestión de la cartera es la organización de los activos financieros de un inversor para reducir el riesgo y maximizar la rentabilidad. Esto implica tomar decisiones de inversión calculadas y utilizar estrategias de negociación.

¿Dónde has oído hablar de la gestión de carteras?

Si cuentas con una cartera de inversiones, es probable que te hayan hablado de la importancia de su gestión.

Hace poco, BNP Paribas fue noticia por recortar activos de riesgo de su cartera de préstamos por valor de 3.000 millones de euros. Esto le ha valido al banco ser elegido Gestor de la Cartera de Créditos del Año en los Risk Awards.

Lo que debes saber sobre la gestión de la cartera...

Hay cinco aspectos fundamentales que debes tener en cuenta para gestionar tu cartera de forma eficaz:

Tolerancia al riesgo: normalmente, a mayor riesgo, mayor rentabilidad. Si asumes mucho riesgo es posible que ganes mucho dinero o que lo pierdas, pero si evitas el riesgo absolutamente, no es muy probable que ganes ni pierdas. La cartera ideal debería lograr un concienzudo equilibrio del riesgo dependiendo de la tolerancia al mismo del inversor.

Medición del rendimiento: establecer referencias y medir el rendimiento de tu inversión te permite realizar un seguimiento de los posibles errores y conocer la ratio riesgo/rentabilidad. Si utilizas un gestor de cartera, recuerda tener en cuenta su estilo de inversión para gestionar el rendimiento de tu cartera.

Asignación de activos: los distintos activos avanzan en direcciones diferentes y tienen distintos niveles de estabilidad. Elegir una mezcla de activos puede ayudar a reducir el riesgo y maximizar la rentabilidad ponderando la volatilidad e invirtiendo como corresponda.

Diversificación: la volatilidad de los mercados y el riesgo que implica invertir puede reducirse haciéndolo en diversos valores, mercados y sectores diferentes. Así, si un mercado se desploma, no perderás todo tu dinero.

Reestructuración: el precio de los valores en el mercado cambia con el tiempo, afectando a la rentabilidad de tus inversiones y a la ponderación de las mismas en tu cartera. Reestructurar habitualmente tu cartera te asegura que mantienes un buen equilibrio entre el riesgo y la rentabilidad, al devolver la ponderación de los activos a su nivel inicial.

Términos relacionados

¿Aún estás buscando un bróker de confianza?

Únete a más de 475.000 traders de todo el mundo que eligen operar con Capital.com

1. Crea y verifica tu cuenta 2. Realiza un depósito 3. Detecta oportunidades de trading