Compartir artículo
Qué es un CFD

Nuestra completa guía le dice todo lo que necesita saber sobre las operaciones con CFDs, cómo funcionan, sus ventajas y desventajas.

Explicación con ejemplos del trading con CFDs

Trading con márgen

Por ejemplo, usted compra 10 CFDs en Apple a un precio de 302.64. Su desembolso inicial es de $605.28 (debido al margen de 5:1). El valor de las acciones de Apple se mueve a 323,8, y ud decide vender a este valor - un aumento de 21,16 puntos. La ganancia que ha obtenido de esta operación es de 211,60 dólares, a cuyo resultado se llega multiplicando el aumento de puntos por el número de contratos comprados.

Spread y comisión

En el trading de CFDs siempre se le ofrecen dos precios basados en el valor del instrumento subyacente: el precio de compra y el precio de venta. El precio de compra siempre será más alto que el valor subyacente actual y el precio de venta siempre será más bajo. La diferencia entre estos precios se denomina spread. En Capital.com, no cobramos comisiones en las operaciones de CFDs.

Por ejemplo, si usted espera que el precio del oro aumente, es posible que desee abrir una posición con un CFD de oro. Imagine que el precio de cotización es de $1200/$1205 (este es el spread de compra/venta) y usted compra 100 CFDs de oro (tomando una posición larga). A continuación se ilustra la magnitud de la posición adoptada (el valor del contrato).

Ahora imagine que el precio del oro sube al nivel esperado, las ganancias de esta operación se ilustran en el gráfico debajo.

Tamaño del contrato

El tamaño del contrato de un CFD depende del activo subyacente. Por ejemplo, un CFD de acciones implica 1 acción. Por lo tanto, si tiene la intención de negociar 1.000 acciones de Tesla utilizando CFDs, debería comprar 1.000 CFDs. Las materias primas son mucho más interesantes desde esta perspectiva. El tamaño del contrato de oro es una onza troy. La soja se comercializa en bushels. El café se negocia en libras, y así sucesivamente.

Trading largo y corto

Cuando usted abre una posición de CFDs, selecciona el número de contratos que desea operar (comprar o vender) y sus ganancias aumentarán en línea con cada punto que el mercado se mueva a su favor. Si usted piensa que el precio de un activo se apreciará, entonces usted abrirá una posición larga (de compra) y se beneficiará si el mercado se mueve en línea con sus expectativas. Por el contrario, si usted piensa que el precio de un activo se deprecia, entonces usted abrirá una posición corta (de venta) y se beneficiará si el mercado se mueve de acuerdo con sus expectativas.

Trading largo con CFDs

Por ejemplo, usted cree que las acciones de Apple se van a apreciar y quiere abrir una posición larga para beneficiarse de esta oportunidad. Usted compra 100 CFDs sobre acciones de Apple a $160, por lo que el valor total de la operación será de $16,000. Si Apple se aprecia a $170, usted gana $10 por acción, lo cual es una ganancia de $1000. Esto se ilustra a continuación.

Trading corto con CFDs

Por ejemplo, usted piensa que el precio de Apple se despreciará y desea beneficiarse de este movimiento. Con los CFDs usted puede abrir una posición corta (conocida como venta al descubierto) y beneficiarse de una caída del mercado. Esta vez decide vender 100 CFDs en Apple a 170 dólares por acción, que luego cae a 160 dólares por acción. Usted habrá obtenido una ganancia de $1000, o $10 por acción. Esto se ilustra a continuación.

Gestión de riesgos: stop-loss y límites

Puede establecer órdenes de límite para cerrar automáticamente una posición a un nivel de beneficios determinado, lo que significa que no tiene que dedicar tiempo a observar las fluctuaciones de precios. Las órdenes de límite también reducen la probabilidad de retener una operación ganadora durante demasiado tiempo, ya que la emoción puede tomar el control y cegarle de sus expectativas iniciales. De la misma manera, usted puede poner un stop-loss para restringir sus pérdidas. Un stop-loss es el punto en el que una posición se cierra automáticamente si el precio del valor cae por debajo del punto de entrada del trader. Los stop-loss y los límites son herramientas cruciales de gestión de riesgos y se aconseja utilizar.

Establecer un stop-loss es una práctica muy buena para cualquier operador, incluso para uno experimentado (ni que hablar de los principiantes). Usted puede cuestionar la importancia de los “stop-losses” cuando no tiene posiciones abiertas. Pero una vez que sienta el peso emocional de un mercado en caída, comprenderá lo doloroso que es perder su dinero en cuestión de segundos. El mercado es volátil, y usted debe aceptarlo; le ayudará a ser un operador más inteligente.

Duración

Uno de los puntos más importantes a tener en cuenta al operar con CFDs es que no tienen fecha de vencimiento. Una operación se cierra sólo cuando se coloca en la dirección opuesta - es tan simple como eso. Por ejemplo, puede cerrar una operación de compra de 100 CFDs en plata sólo vendiendo estos CFDs.

Pérdidas y ganancias

Las ganancias y las pérdidas se calculan con una fórmula sencilla. Sólo tiene que multiplicar el número de contratos que tiene por la diferencia de precio.

Una vez que haya considerado los costos adicionales, como las tarifas de un día para otro, tendrá el valor de “llevar a casa” sus ganancias o pérdidas. Capital.com sólo cobra comisiones de un día para otro (overnight) sobre la parte apalancada de la operación, no sobre el tamaño total de la operación.

Su ratio de ganancia/pérdida, a menudo abreviada como P&L (por sus siglas en inglés), puede calcularse utilizando la siguiente fórmula:

P&L = número de CFDs x (precio de cierre – precio de apertura)

Por ejemplo, si comprara 1000 CFDs en Aviva a 400p por acción y los vendiera a 450p por acción, su beneficio sería de 500 £. Esto se ilustra a continuación.

Compartir artículo

CFDs vs trading de acciones