x
Español
Mi cuenta
Compartir artículo
Qué es un CFD

¿Qué puedes operar con un CFD?

Los CFDs (contratos por diferencia) permiten a los inversores operar en numerosos mercados con Capital.com, una plataforma galardonada y fácil de usar.

Los CFDs son productos derivados que permiten a los inversores operar con margen, lo que facilita una mayor exposición a los mercados financieros. Puede operar CFDs sobre múltiples clases de activos como acciones, índices, materias primas, divisas y criptomonedas. Capital.com proporciona acceso a 2.000 instrumentos financieros diferentes a través de estas clases de activos, por lo que sólo tendrá que hacer unos pocos clics para operar en los mercados más populares del mundo en un solo lugar.

Trading de CFDs sobre acciones

Una acción representa una parte de la propiedad de una empresa. El valor de las acciones sube y baja en función del valor de la empresa, lo que proporciona una base para la especulación sobre estos movimientos en un mercado de valores. Sin embargo, un inversionista no necesita comprar una acción para obtener los beneficios de operar con ellas; puede obtener ganancias a través de los mercados de CFDs.

Una forma tradicional de invertir en los mercados bursátiles consiste en comprar acciones de una empresa en una bolsa de valores y, por lo tanto, en la propiedad del propio activo subyacente. Esto se considera un enfoque a largo plazo, ya que el inversor está a la espera de un aumento sostenido de los precios.

Otra forma de ganar exposición en los mercados de valores es operar CFDs sobre acciones, especulando con los cambios de precio de una acción subyacente, sin tener que ser propietario de la misma. Se trata de un enfoque a corto plazo.

Los precios de las acciones se determinan por una combinación de factores como la oferta y demanda de la acción en cuestión, que se ve afectada por los beneficios actuales de la empresa, así como por las previsiones de rendimiento futuro.

Los CFDs requieren un desembolso inicial más bajo que las acciones tradicionales porque los CFDs se negocian con margen. En consecuencia, los operadores de CFDs pueden especular sobre los movimientos de las cotizaciones de los mercados de acciones más valiosos y populares de todo el mundo.

Por ejemplo. Suponiendo que las acciones de la empresa CPL cotizan a 70,03 £/70,05 £ (precio de venta/precio de compra), usted predice que el precio se apreciará, por lo que comprará 100 acciones de CPL. El comercio de margen requiere que usted ponga sólo el 5% del valor. Por lo tanto, en lugar de gastar 70,05 x 100 £ = 700 £, se invierte un 5% x 100 acciones x 70,05 £ (precio de compra) = 350,2 euros.

Capital.com ofrece más de 1700 acciones diferentes para operar en el mercado de valores más grande del mundo.

Operar con CFDs sobre índices

Un índice bursátil es una medida de una sección particular del mercado de valores, ya sea una lista de las empresas más grandes en ese mercado o un sector particular en los mercados. El valor del índice es la suma de sus componentes y sigue los cambios acumulados en las empresas individuales.

Por ejemplo, el DJIA (Dow Jones Industrial Average) uno de los índices más vistos, incluye 30 compañías que cotizan en la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) y el NASDAQ. El DJIA no está ligado a una industria en particular, sino que está compuesto por las principales empresas y sectores de la economía de los Estados Unidos. Apple Inc, The Boeing Company, IBM Corporation, Johnson & Johnson, Nike, Nike, Inc, Visa Inc, Exxon Mobil Corporation y otros están entre los 30 componentes elegidos para representar la economía de todo el país.

Usted puede ganar exposición a los mercados de índices operando con CFDs. Los CFDs sobre índices reflejan la composición de un índice determinado.

Si un inversor quiere especular sobre el rendimiento de una industria, o sobre el rendimiento de toda una economía, puede operar con CFDs sobre índices. Nuestra plataforma de trading permite a los inversores beneficiarse de los movimientos de precios de los principales índices mundiales.

Un contrato CFD se valora en la moneda nacional del índice en el que se encuentra. Por ejemplo, un CFD sobre el FTSE 100 se valora en libras esterlinas.

Operar CFDs de materias primas

El trading de materias primas es donde se compran y venden activos de materias primas como el azúcar o el trigo. En otras palabras, los productos básicos son las materias primas que componen la economía mundial.

Los productos básicos pueden clasificarse en dos tipos: duros y blandos. Los productos básicos blandos son productos que tienden a ser cultivados, estos incluyen: café, azúcar, frutas, ganado y muchos otros. Mientras que las materias primas duras son materias primas que deben ser extraídas en alguna variedad, incluyendo aquellas tales como: oro, plata y petróleo.

Puede operar CFDs de materias primas. Con los CFDs, usted no posee físicamente el activo subyacente. Por ejemplo, no hay necesidad de almacenar petróleo crudo cuando usted opera con CFDs de Brent. Usted simplemente cambia el precio de la mercancía y nunca tendrá que aceptar la entrega.

Operar con CFDs de divisas

Operar CFDs con pares de divisas es una forma común de beneficiarse del mercado de divisas. En un contrato, el comprador y el vendedor acuerdan cambiar la diferencia de valor entre el contrato abierto y cerrado. Cuando opera con CFDs, usted especula con los emparejamientos de divisas operando con una cantidad específica de contratos en la divisa base. El mercado de divisas es adecuado para operar con CFDs y apalancamientos debido a los movimientos de precios relativamente pequeños que se producen en estos mercados. Los CFDs proporcionan una forma más simple y rentable de operar con materias primas en comparación con los futuros.

Operar con CFDs de criptomonedas

Hay muchas maneras de ganar exposición en los mercados de crypto. Un trader puede comprar la criptomoneda en sí en numerosos intercambios, por ejemplo, Bitcoin en Bitfinex. En este caso, el trader es el propietario de la crypto. Esto tiende a considerarse una inversión a largo plazo, ya que los operadores están esperando un aumento sustancial de los precios para beneficiarse de sus inversiones.

De lo contrario, la alternativa es operar CFDs de crypto, especulando sobre los movimientos de precios, sin retener el activo subyacente. Esto tiende a considerarse una inversión a corto plazo.

Existen diferencias cruciales entre operar CFDs en criptomonedas y el intercambio de crypto. Cuando usted compra crypto, se almacena en una cartera, mientras que cuando usted opera CFDs en criptomonedas, la posición se mantiene en su cuenta, la cual está regulada por una autoridad financiera.

Usted tiene más flexibilidad cuando opera con CFDs porque no está atado al activo; simplemente ha comprado o vendido el contrato subyacente. Además, los CFDs son un producto financiero más establecido y regulado. Cabe señalar, sin embargo, que el aumento de la volatilidad de bitcoin, junto con el trading apalancado, puede proporcionar ganancias amplificadas, así como pérdidas. Asegúrese de emplear técnicas rigurosas de gestión de riesgos y de utilizar órdenes de stop-loss y límite.

Opera hoy CFD de mercados en Capital.com

Compartir artículo

Explicación del trading de CFDs