Los CFD son instrumentos complejos y presentan un gran riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 78.1% de las cuentas de pequeños inversores pierde dinero cuando opera con CFD de este proveedor. Debes estar seguro de comprender cómo funcionan los CFD y saber si puedes asumir el riesgo de perder tu dinero.
US Español

El trading de ETF explicado: cómo operar con ETF

Esta guía explica todo lo que debes saber sobre los fondos de inversión cotizados (ETF), desde sus inicios y los tipos, hasta sus ventajas y desventajas, las diferencias con los fondos mutuos e índices, y estrategias de inversión, al igual que cómo operarlos con CFDs en Capital.com.

¿Qué es el trading de ETF?

El trading de ETF es la compra y venta de fondos cotizados para obtener exposición a una amplia gama de activos y especular con las fluctuaciones de precios.

Los fondos cotizados (ETF) se encuentran entre los instrumentos financieros más populares que los inversores añaden a sus carteras para exponerse y diversificarse. En lugar de tener que investigar y analizar valores individuales, puedes seguir el rendimiento de un grupo de valores o de un índice, así como operar con fondos de materias primas invirtiendo en ETF.

¿Estás empezando en el mercado y quieres que te expliquen cómo operar con ETF? En esta guía, examinamos el trading de ETF con detalle, explicando cómo puedes empezar a hacer trading con ETF y descubriendo toda la información que puedes necesitar.

¿Qué es un ETF?

La definición de ETF nos dice que es un valor financiero que contiene una cesta de acciones, materias primas u otros activos que, en algunos casos, siguen un índice de referencia para medir su rendimiento. Suelen basarse en un índice, sector o tema. Pueden seguir un grupo concreto de acciones, bonos, materias primas, divisas u otros activos.

Según la empresa de inversión estadounidense Blackrock, en agosto de 2022 había más de 8 000 ETF disponibles en todo el mundo. La demanda de los inversores y las mejoras tecnológicas han facilitado la inversión en ETF. Los ETF, que se operan en las bolsas de valores, pueden comprarse y venderse instantáneamente a lo largo de un día de trading, lo que permite a los inversores reaccionar rápidamente a cualquier tendencia del mercado que llegue.

En cierto modo, los ETF son similares a los fondos de inversión, pero estos se compran directamente a un gestor de fondos y los precios se liquidan solo una vez al día.

¿Para qué sirve un ETF? Los fondos cotizados se desarrollaron a medida que la inversión en índices se hizo más popular en las décadas de 1980 y 1990. El primer ETF se lanzó en EE.UU. en 1993, como instrumento de seguimiento del índice S&P 500 (US500).

El trading de ETF ofrece a los inversores una forma de exponerse a activos a los que antes no era fácil acceder, como las materias primas físicas o las acciones en las bolsas internacionales. Por ejemplo, los ETF de materias primas dan acceso al petróleo, los metales preciosos y los mercados agrícolas.

El primer ETF de materias primas para lingotes de oro se lanzó en 2003 en la Bolsa de Australia. En 2004, State Street Corporation (STT) lanzó el SPDR Gold Shares (GLD), el primer ETF estadounidense respaldado íntegramente por oro físico: superó los 1 000 millones de dólares en activos en sus tres primeros días de cotización.       

¿Cómo funcionan los ETF?

Para entender cómo funciona un ETF, veamos cómo se crea uno. Los nuevos ETF deben ser aprobados por el regulador financiero del mercado en el que van a cotizar. Por ejemplo, en EE.UU., el patrocinador presenta un plan a la Comisión de Valores y Bolsa (SEC).

Pero, ¿cómo se operan los ETF? El proceso de creación y reembolso permite a los participantes autorizados, como los creadores de mercado o las mesas de trading de los grandes inversores institucionales, colocar acciones de los valores cotizados en el ETF en fideicomiso y generar unidades del ETF.

Los ETF cotizan en el mercado de valores y están disponibles durante toda la sesión bursátil. Los inversores pueden comprar las participaciones del fondo, o acciones, igual que pueden comprar acciones de una empresa. El proceso de creación y reembolso de participaciones garantiza que el precio del ETF se mantenga en línea con su valor liquidativo (NAV).

Los accionistas son propietarios indirectos de los valores del fondo y suelen recibir un informe anual. Los accionistas tienen derecho a una parte de los beneficios en forma de dividendos o intereses, y pueden obtener un valor residual en caso de que el fondo se liquide.

Tipos de ETF     

Hay muchos tipos diferentes de ETF, que cubren una gama de clases de activos y enfoques de inversión.

ETF de renta variable

Los fondos cotizados en bolsa siguen índices que cubren grupos de valores, como grandes empresas, pequeñas empresas, valores que pagan dividendos y empresas con sede en determinados países o sectores específicos. Por ejemplo, los ETF de tecnología, consumo, banca y farmacia permiten a los inversores exponerse a una variedad de valores de esos sectores en lugar de comprar una acción individual, que puede tener un rendimiento inferior.

● ETF de índices

Los fondos cotizados sobre índices permiten a los inversores exponerse a un índice bursátil completo, como el S&P 500 (US500), el Nasdaq 100 (US Tech 100) o el IBEX 35 (IBEX35). Los ETF de índices tienen como objetivo seguir la evolución de su índice de referencia, ya sea manteniendo las acciones de los valores que componen el índice u otros productos de inversión que siguen sus movimientos de precios.

ETF sectoriales

Los fondos cotizados sectoriales siguen una cesta de acciones de empresas de un sector específico. Por ejemplo, el iShares Nasdaq Biotechnology ETF (IBB) invierte en acciones de empresas de biotecnología y el Global X Autonomous & Electric Vehicles ETF (DRIV) invierte en fabricantes de automóviles, productores de semiconductores, empresas de tecnología automotriz y otros proveedores del sector de los vehículos eléctricos.

Puedes utilizar los ETF sectoriales para invertir en áreas específicas del mercado o para protegerte de otras posiciones en tu cartera. Por ejemplo, si tienes una exposición significativa a un sector concreto, puedes mitigar este riesgo vendiendo en corto un ETF sectorial.

● ETF de bonos

Los fondos cotizados de renta fija ofrecen a los inversores una renta fija para diversificarse de los ETF de renta variable, que suelen conllevar un mayor riesgo. Los bonos ofrecen más estabilidad de precios que las acciones, con una baja correlación con los movimientos del mercado bursátil.

Los ETF de bonos son más accesibles para los inversores particulares, ya que el mercado de bonos puede ser opaco con una gran variedad de tipos de bonos, mientras que los ETF ofrecen acceso inmediato a una cartera de bonos. Los ETF de bonos pagan los intereses que reciben de los bonos de la cartera. Los inversores pueden orientar su exposición a los bonos, con ETF a corto, medio y largo plazo.

● ETF de materias primas

Los ETF de materias primas permiten a los inversores acceder a mercados de materias primas líquidos y volátiles, como el petróleo, el oro, el cobre o el café, que antes estaban limitados a los traders de materias primas registrados en las bolsas. Los ETF de materias primas suelen basarse en derivados, en lugar de en el activo físico, por lo que pueden conllevar un mayor riesgo.

ETF de divisas

Los fondos cotizados de divisas siguen una única moneda o una cesta de divisas, como el índice del dólar estadounidense (DXY). Algunos ETF negocian directamente una divisa, mientras que otros operan con derivados o una combinación de ellos. Los ETF de divisas permiten a los inversores cubrir sus carteras contra la volatilidad de las divisas.

ETF especializados

Los ETF especializados, como los ETF apalancados y los ETF inversos, son fondos diseñados para el trading de ETF a corto plazo con un mayor potencial de riesgo frente a la recompensa. Los ETF apalancados toman dinero prestado para invertir en fondos adicionales, normalmente dos o tres veces la inversión inicial. Ten en cuenta que el apalancamiento puede aumentar tanto las ganancias como las pérdidas. Los ETF inversos se mueven en la dirección opuesta al índice de referencia, lo que permite a los inversores potencialmente ganar dinero si un activo cae en valor.

ETF de factores

Los ETF de factores se centran en factores específicos del mercado, y suelen ser utilizados por inversores institucionales y gestores activos. Por ejemplo, los ETF de valor se inclinan por valores que representan una alta relación precio-valor en términos de sus fundamentos y el potencial de crecimiento del precio de la acción, mientras que los ETF de impulso mantienen acciones que demuestran un volumen creciente en un precio de la acción.

ETF sostenibles

Los ETF sostenibles se centran en invertir en valores que demuestren un alto nivel medioambiental, social y de gobernanza (ESG). Los ETF sostenibles pretenden eliminar la exposición a prácticas empresariales controvertidas que no se ajustan a los valores del inversor.

ETF geográficos

Los ETF geográficos permiten a los inversores diversificarse en valores de otros países o regiones que tu bróker no ofrece para hacer trading individualmente. Esto se ha vuelto especialmente atractivo con el crecimiento de los mercados emergentes.

Tipos de ETF

Diferencia entre ETF, fondos indexados y fondos de inversión

¿Qué diferencias hay entre un ETF y un fondo de inversión y un fondo indexado?

El término "fondo de inversión" se refiere a la forma en que está estructurado un fondo. Los inversores ponen en común sus recursos para invertir en el mercado. En lugar de hacer trading de acciones de los valores del fondo, los inversores compran y venden acciones de la empresa del fondo de inversión.

Los fondos indexados son un tipo de fondo que pretende replicar el rendimiento de un índice bursátil específico, mientras que los fondos de inversión se gestionan activamente y tienen como objetivo superar el índice. Un fondo indexado puede estructurarse como un fondo de inversión o un ETF.

Los ETF se desarrollaron para ofrecer a los inversores una alternativa más eficiente desde el punto de vista fiscal que los fondos de inversión con mayor liquidez. Los fondos de inversión se compran directamente al gestor del fondo y los precios se liquidan solo una vez al día. Los ETF son valores negociables que pueden comprarse y venderse en las bolsas de valores instantáneamente a lo largo de una sesión de trading. Esto permite a los inversores reaccionar rápidamente a las tendencias del mercado.

Los ETF ofrecen una alternativa flexible y de menor coste a los fondos de inversión, ya que los fondos pasivos basados en índices tienen comisiones de gestión más bajas que los fondos de gestión activa. Los ETF actúan como las acciones en el sentido de que suelen poder venderse en corto, comprarse con margen y ofrecer opciones.

Los ETF comparten algunas características comunes con los fondos de inversión - ambos están compuestos por una cesta diversificada de valores - pero, normalmente, no requieren una inversión mínima, como la mayoría de los fondos de inversión. Los ETF suelen ofrecer ratios de gastos y comisiones de intermediación más bajos.

fondos de inversión vs ETF

¿Qué es una estrategia de trading en un ETF?

Una vez que haya decidido invertir en ETF, tiene que formar tu estrategia de inversión. Hay varias estrategias de inversión en ETF que puedes utilizar, en función de tu enfoque preferido, tu tolerancia al riesgo, tu calendario y tus objetivos generales de inversión.

Promedio de costes en dólares

Al comprar un activo como un ETF de forma regular, puedes promediar el precio que pagas a lo largo del tiempo, ya que el precio fluctúa.

En lugar de hacer una única inversión a un precio determinado, puedes invertir la misma cantidad a intervalos regulares. Esto puede reducir el precio medio de compra a lo largo del tiempo, pudiendo aprovechar las caídas del mercado para obtener beneficios, aunque siempre existe el riesgo de sufrir pérdidas.

Asignación de activos

Los ETF pueden facilitar a los inversores la construcción de sus carteras al principio y el reequilibrio a lo largo del tiempo. Un inversor puede asignar una parte de su cartera a un sector específico, como la tecnología o los productos básicos de consumo, o a una clase de activos específica, como los bonos o las materias primas.

Swing trading

Las operaciones de oscilación (swing trading) aprovechan las grandes oscilaciones del precio de un activo. Los ETF pueden ser ideales para esto, ya que tienen spreads de compra y venta muy ajustados, por lo que la diferencia de precio no se pierde en el spread.

Los traders pueden optar por operar con un ETF que cubra un sector específico o una clase de activos de la que tengan un conocimiento particular, lo que les permite identificar los factores que impulsan los grandes movimientos de precios. Ten en cuenta que el swing trading suele ser una estrategia a corto y medio plazo.

Rotación de sectores

Los inversores suelen rotar sus participaciones dentro y fuera de determinados sectores, en función de las tendencias económicas. En épocas de fuerte crecimiento económico, pueden optar por centrarse en valores de alto crecimiento, pero cuando las economías se ralentizan, abandonan los valores de crecimiento y se decantan por los de valor.

Si la cartera de un inversor adquiere una sobreponderación en un sector específico, puede vender algunas de sus participaciones en el ETF para invertir en un sector diferente, de modo que la cartera no se concentre en exceso.

Venta en corto

La venta en corto es una estrategia de alto riesgo que consiste en tomar prestado un instrumento financiero o un valor para venderlo. La venta en corto de ETF conlleva unos costes de préstamo más bajos que los activos individuales y un menor riesgo de compresión en corto. El precio de un activo con muchas posiciones cortas sube cuando los traders se ven obligados a cubrir sus posiciones.

La venta en corto de ETF permite a los traders especular sobre tendencias generales. Por ejemplo, un trader que espera que el crecimiento de los mercados emergentes se ralentice podría ponerse en corto en un ETF de mercados emergentes.

Trading de tendencia estacional

Los ETF pueden ser una forma recomendable para los traders de capitalizar potencialmente los cambios estacionales en los precios de los activos. Aunque, como ocurre con todas las estrategias de trading, siempre existe el riesgo de que pierdan su capital.

Por ejemplo, los precios del oro tienden a subir en otoño e invierno por la mayor demanda de joyas de la India y China durante los festivales y las vacaciones.

Los precios de la energía tienden a aumentar durante el invierno, cuando la demanda de calefacción es mayor, o durante el verano, cuando el uso del aire acondicionado alcanza su punto máximo.

Cobertura

Los ETF ofrecen a los inversores una forma sencilla de cubrir sus carteras contra el riesgo de caída. Son una de las formas más sencillas de invertir en materias primas como los metales preciosos, que proporcionan una cobertura contra la incertidumbre económica, el aumento de la inflación y los bajos tipos de interés.

Mientras que los inversores avanzados pueden hacer trading con opciones de venta sobre valores específicos para cubrir sus carteras, los ETF facilitan la toma de una posición corta en un determinado sector o en el mercado en general.       

Dependiendo de tus circunstancias, puedes elegir una combinación de estrategias de inversión en ETF.

Cómo operar con ETF en CFD

¿Quieres hacer trading con ETF en CFD? El uso de CFD para operar con ETF te permite ganar exposición a las fluctuaciones de precios a corto plazo en sectores o países específicos. Operar con CFD te permite utilizar el apalancamiento para amplificar tu exposición al ETF, por lo que puedes abrir una posición mayor con un depósito menor. Recuerda que el apalancamiento puede magnificar tanto las ganancias como las pérdidas.   

Si quieres empezar a operar con ETF utilizando CFD, regístrate en una cuenta con un proveedor de CFD como Capital.com. Puedes operar en CFD de ETF junto con CFD de materias primas, acciones y divisas en la misma cuenta.

Para empezar, puedes seguir estos sencillos pasos:

  1. Crea y accede a tu cuenta de trading de CFD

  2. Elige el ETF con el que quieres operar

  3. Utiliza tu estrategia de trading preferida para identificar ideas de trading

  4. Abre tu primera operación. Puedes establecer un stop loss o un stop loss garantizado para gestionar el riesgo

  5. Supervisa tus operaciones mediante indicadores técnicos y análisis fundamentales

  6. Cierra tu posición según tu estrategia de trading     

Ventajas e inconvenientes de hacer trading ETF en CFD

Operar con ETF a través de CFD permite obtener una exposición diversificada a una cesta de activos sin tener que investigar los componentes individuales. Puedes utilizar los ETF para tomar posiciones en tendencias generales como los cambios estacionales, la rotación de sectores o el rendimiento económico de un país en particular.

Los CFD proporcionan flexibilidad para operar en ambas direcciones. Tanto si tienes una visión alcista como bajista del precio de un ETF, puedes especular con un movimiento de precios al alza o a la baja.

Operar con CFD es una opción rentable, ya que a menudo está libre de comisiones, y los brókers obtienen un pequeño beneficio del diferencial.

Además, los CFD utilizan el apalancamiento para que puedas tomar una gran posición con una pequeña inversión inicial de capital.

Por ejemplo, un margen del 10 % significa que tienes que depositar solo el 10 % del valor de la operación que quieres abrir, y el resto lo cubre tu proveedor de CFD. Si quieres realizar una operación de CFD por valor de 1 000 dólares y tu bróker necesita un margen del 10 %, solo necesitarás 100 dólares como capital inicial para abrir la operación.

Sin embargo, debes ser consciente de que operar con CFD también conlleva riesgos, ya que son productos apalancados que multiplican el tamaño de las pérdidas si el precio se mueve en contra de tu posición, así como maximizan las ganancias si el precio se mueve en la misma dirección. Es importante que investigues y entiendas cómo funciona el apalancamiento antes de empezar a operar en CFD.

Ten en cuenta que los CFD también implican comisiones overnight, lo que significa que son más apropiados para la trading de ETF a corto plazo que a largo plazo.

Por qué operar con ETF con Capital.com

Si estás buscando cómo operar con ETF utilizando CFD, Capital.com te ofrece funciones avanzadas para mejorar tu estrategia y generar mejores resultados. 

Tecnología avanzada de IA en su núcleo: Un feed de noticias personalizado ofrece un contenido único en función de tus preferencias. La red neuronal analiza el comportamiento dentro de la aplicación y sugiere vídeos y artículos que se ajustan a tu estrategia de trading. Esto te ayudará a perfeccionar tu enfoque a la hora de operar en CFD sobre ETF.

Operar con margen: Gracias al trading con margen, Capital.com te permite operar con ETF, y otros activos de alta cotización, incluso con una cantidad limitada de fondos en su cuenta. Ten en cuenta que los CFD son productos apalancados, lo que significa que tanto las ganancias como las pérdidas pueden verse magnificadas.

Operar la diferencia: Al operar con ETF en CFD, no estás comprando el activo subyacente en sí. Solo se especula con la subida o bajada de su precio. Un trader de CFD puede ir en corto o en largo, establecer órdenes stop y limitadas, y aplicar escenarios de trading que se alineen con sus objetivos. Las operaciones con CFD no difieren de las operaciones tradicionales en cuanto a sus estrategias asociadas. Sin embargo, las operaciones con CFD son a corto plazo por naturaleza, debido a los cargos nocturnos. Además, existen riesgos adicionales asociados al apalancamiento, ya que puede magnificar tanto las ganancias como las pérdidas.

Análisis de trading completo: La plataforma permite a los traders dar forma a sus propios análisis y previsiones de mercado con prácticos indicadores técnicos. Capital.com ofrece actualizaciones del mercado en directo y varios formatos de gráficos, disponibles en escritorio, iOS y Android.

Horario de trading del ETF

Si vas a empezar a operar con ETF, debes conocer el horario de funcionamiento del mercado. El horario de trading de un ETF es el mismo que el de la bolsa donde cotiza el ETF.

Por ejemplo, el horario de apertura del mercado de ETF para un fondo cotizado en EE.UU. es de 09:30 a 16:00 EST. Algunas plataformas de brókers ofrecen operaciones antes o después del mercado, lo que te permite comprar y vender acciones y ETF unas horas antes o después de la apertura y el cierre del mercado.

En Capital.com, los CFD de ETF están disponibles para operar dependiendo del activo. Siempre puedes consultar el horario de trading de un ETF en tu página de trading en nuestro sitio web o plataforma móvil. Por ejemplo, los CFD de SPDR S&P 500 ETF Trust (SPY) se operan de lunes a viernes, de 13:30 a 20:00 (UTC).

Preguntas frecuentes

¿Son los ETF de alto riesgo?

Los fondos cotizados (ETF) se consideran inversiones de menor riesgo que otros activos porque ofrecen a los inversores una amplia exposición a una cesta de acciones u otros valores, proporcionando una diversificación instantánea de la cartera. Los ETF son una forma eficaz de que los nuevos inversores empiecen a crear una cartera diversificada, sobre todo con fondos indexados de bajo coste.

¿Cómo puedo operar con ETF?

Hay varias formas de hacer trading con ETF. Puedes comprar ETF en las bolsas de valores directamente, o utilizar instrumentos derivados como contratos por diferencia (CFD), futuros y opciones. Una vez que hayas decidido cómo quieres operar con un ETF, debes elegir una estrategia de trading que te ayude a gestionar tus posiciones.

¿Es seguro operar con ETF?

Los ETF basados en índices se consideran una forma relativamente segura de invertir en acciones y otros activos, pero aun así conllevan el riesgo de que los precios caigan durante una caída del mercado. Los ETF apalancados y los que invierten en sectores más volátiles se consideran de mayor riesgo y debes conocer su funcionamiento antes de operar. Haz siempre tu propia investigación para entender qué son los fondos cotizados, y recuerda que los resultados pasados no garantizan la rentabilidad futura.

¿Son los ETF mejores que las acciones?

Los ETF pueden mitigar el riesgo de la volatilidad de los precios de las acciones individuales y pueden ofrecer una exposición más amplia a activos de otras regiones a los que tu bróker no puede dar acceso. Sin embargo, al operar con ETF en lugar de con acciones individuales, puedes perder si el precio de una acción concreta supera al del mercado. Si los ETF o las acciones son una inversión más adecuada para ti, dependerá de tu tolerancia al riesgo, tus objetivos de inversión o de trading, tu calendario y tu experiencia en el mercado.

¿Cómo se empieza a operar con ETF?

Una vez que hayas elegido cómo quieres operar con los ETF, puedes comprarlos directamente o mediante contratos por diferencia (CFD) u otros derivados, abrir una cuenta con un agente, bróker u otro proveedor y utilizar tu estrategia de trading preferida para decidir cuándo comprar o vender.

¿En qué se diferencia un ETF de una acción?

A diferencia de las acciones, que representan participaciones en una sola empresa, un ETF es un fondo que reúne el dinero de sus inversores y compra una cartera de activos, para luego vender unidades o acciones de la cartera.

¿Se pueden hacer trading con ETF en cualquier momento?

Como los ETF cotizan en bolsa, solo se puede operar durante las horas en que el mercado está abierto. Algunos brókers ofrecen la posibilidad de hacer trading antes o después del mercado, lo que permite a los traders comprar y vender unas horas antes o después de la apertura y el cierre del mercado.

Other guides
Compartir artículo

¿Aún estás buscando un bróker de confianza?

Únete a más de 580.000 traders de todo el mundo que eligen operar con Capital.com

1. Crea y verifica tu cuenta 2. Realiza un depósito 3. Detecta oportunidades de trading